Noticias

más recientes

El alumno le gana al profesor con inteligencia y sin perder su esencia natural

20 de Julio de 2021 a las 00:47

Foto cortesia de Chelsea FC, Getty Images
 
Por Andres Zuluaga Giraldo IG: @andres.zuluaga.1048
Columnista y Analista en Spanglish Sports World & Spanglish World Networks
 
TORONTO. - El Chelsea ganó su segunda Champions League y dejó al Manchester City con la miel en los labios. Los de Tuchel fueron mejores que los de Pep Guardiola. Azpilicueta, como capitán de los de Londres, alzó al cielo de Oporto la Orejona y con un ingrediente adicional como lo fue la presencia de público (aproximadamente 6.500 aficionados de ambos bandos) quien degusto una final inédita entre equipos ingleses (2008, 2018 y 2021) y del cual se pueden sacar y tener conversaciones acerca de que salió bien y que no tan bien.

Una victoria blue que recorrió por todo el mundoEl triunfo del equipo de Abramóvich

 ( Millonario y dueño del equipo) dejó un gran damnificado: Pep Guardiola ya que no se concibe como en la nomina inicial, no incluyo un jugador 9 en el medio de carácter defensivo (Fernandinho o Rodri) y prefirió improvisar en ese puesto a Gundogan quien había sido su goleador y cuya proyección siempre ha sido más al ataque que dividiéndose entre el ataque y evitar el ingreso de los adversarios. La prensa inglesa hizo sangre con el planteamiento del entrenador español. Y colmó de elogios a Tuchel. El aprendiz alemán venció al maestro español.

 

Sterling y De Bruyne, en cuentagotas, pudieron hacer daño por el extremo izquierdo, pero cada vez que entraron al área y tiraron el centro atrás no encontraron destinatario. dejando al City con un plan de juego confuso que redujo su efectividad y rara vez presentó problemas al Chelsea. Aparte de eso los tiros directos al arco por parte del Manchester City fueron prácticamente ninguno, mientras que el Chelsea se acerco mas usando su sorprendente nivel físico  y sumándole la velocidad aplicada en jugadores como Kante, Chilwell y pases cortos y precisos de  Mount, Timo Werner por mencionar solo algunos.

Lo que más sorprende es la rapidez y evolución con la que el Chelsea se adaptó a la idea de juego de Tuchel y desde que llega en Enero como remplazo de Frank Lampard, lo sube del noveno lugar de la tabla de posiciones  a luchar por puestos para la Champions del próximo año y aparte de eso conseguir su segunda Champions League (la última la había conseguido en 2012)sumándose a equipos como el Bayern Munich que tienen en sus vitrinas ya dos Champions en su historial.

En el Chelsea además se contó con la revancha que el fútbol da a los  jugadores o técnicos una segunda oportunidad (Thomas Tuchel y Thiago Silva) quienes la final del año pasado estando con el PSG la perdieron frente al Liverpool, logran ganarla un ano después. El despedir al entrenador y sustituirlo durante la temporada, eso es lo que funciona para Chelsea. Después de 2012 con Roberto Di Matteo reemplazando a André Villas Boas a la cabeza, los blues ganaron ayer su segunda Champions League en Oporto con Thomas Tuchel, que había sucedido a Frank Lampard a finales de enero. 

Comentarios

escribenos